miércoles, 13 de febrero de 2013

Capitulo 7

Hola tributos!
¡He vuelto! y tengo unas cosillas que decir antes del capítulo:
1- Lamento no haber podido subirlo antes,se me fue el internet, y las tareas, además, el otro fin de semana fui a comprar libros y he estado como loca leyendo.
2- ¡1500 visitas! Vaya, el contador va rápido y todo gracias a ustedes, de verdad, Gracias.
3- A todos los que comentan también les doy las gracias y a los que no, los animo a comentar, así me dan a conocer su opinión y ver en qué puedo mejorar.
4- Otra cosa....... no les dije, pero participé en el 1er Concurso del blog de Diamante de la Veta y adivinen que.............
¡QUEDÉ ENTRE LOS FINALISTAS DEL CONCURSO! Y estoy muy emocionada.
si se meten en la pagina, mi nombre está allí,  ¡Ahh que orgullo siento!. Jajajaja.

Eso es todo, qué tal ¿Me extrañaron? bueno yo espero que si.
Comenta qué te pareció el capítulo. Debo decir que a mi no me convenció del todo, pero prometo que le pondré un poco más de drama a la historia.

Un beso enorme a todos los lectores y ahora si a DISFRUTAD EL CAPÍTULO 7.






Chan... Chan.. :)











                                                      7-Noche en vela.






- ¡Katniss! ¡Katniss!- Peeta me zarandea con fuerza- ¡Katniss despierta!- a pesar que grita su voz se oye como si estuviera a kilómetros de distancia.


Me atrevo a abrir los ojos. En lugar del infierno y las llamas rodeándome que me esperaba encontrar, veo la cara de preocupación de Peeta. Me salta una chispa de felicidad de verlo ahí porque sé que nunca me dejará sola, siempre lo voy a tener a él aun cuando el mundo se haya derrumbado.

-¡Peeta!-digo ronca, se me ha cerrado la garganta, sospecho que es de tanto que he gritado, suelo hacerlo mucho cuando tengo pesadillas.
Me abalanzo contra Peeta y las lágrimas salen de mis ojos.
- ¡Peeta fue horrible!- digo entre sollozos - Era yo..... y  Prim, la arena, los juegos, Snow, fuego por todas partes.... TÚ- suelto las palabras tan atropelladamente que ya ni yo misma me entiendo.
- Lo sé, Katniss, pero nada es real, tranquila... tranquila- me acaricia el pelo y ha puesto mi cabeza sobre su pecho - Tranquila, yo estoy aquí....tranquila, Katniss, solo fue una pesadilla, nada más.
-No lo parecía.... fue tan real- digo al recordar el fuego quemándome y el agudo grito que soltó Prim. Me estremezco y vuelvo a temblar.
-Pero no lo fue, Katniss.
- Y Tú..... ¡te iba a perder! ¡Ante mis ojos se iba tu vida!- estallo.
-Tranquila...- vuelve a murmurar- Pero estoy aquí y nunca me iré, Katniss, siempre estaré contigo.
-¿Me lo prometes?- dirijo mi mirada hacia a él y alcanzo a ver, entre lágrimas, su rostro.
- Es una promesa- sonríe y en sus ojos azules se muestra sinceridad.
Peeta me aprieta más contra él, haciendo que los escalofríos cesen.
Poco a poco, el fuego que al principio sentía aún en mi cuerpo parece que se va aplacando con el abrazo  de Peeta.
Me concentro en sus regulares y fuertes latidos de su corazón  Me recuerda cuando mi padre me abrazaba, siempre ponía mi oído en su pecho y lo único capaz de tranquilizarme en esos momentos eran los latidos de su corazón.
Dejo de soltar lágrimas y empiezo a calmarme. Me separo de Peeta y me doy cuenta que le he mojado la camisa por andar llorando sobre él.
- ¡Oh! Peeta, tu camisa, lo siento.
-No te preocupes, iré a cambiarla- se levanta de la cama y empieza a caminar hacia la puerta.
- Espera... no te vayas- lo alcanzo con mi brazo. Quiero que se quede aquí.
- Katniss, solo voy abajo y regreso, no tardaré- dice, sonriendo.
-Vale pues, no tardes, eh.

Mientras Peeta no está, me quedo viendo la ventana. Por lo que se ve, habrá luna llena en algunos días.
Me encanta la luna llena, mi padre nos llevaba aveces a Prim y a mí al bosque a contemplarla. Yo me subía a un gran árbol y desde la punta podía observarla con demasiada claridad que parecía un sueño muy lejano.
No nos quedábamos mucho tiempo en el bosque porque sabíamos que teníamos que volver al Distrito, si nos atrapaban nos iban a castigar pero, si no hubiera sido por eso, me hubiera quedado toda la noche observándola hasta que se desvaneciera en el amanecer.
No sé por qué, pero ver la luna siempre me daba esperanza. Al contemplarla sabia que no todo lo que hay en este mundo podría ser  malo, que también hay belleza.
Suspiré al recordar con nostalgia esos momentos del pasado y el llanto amenazaba con volver ha aparecer; lo reprimí con fuerza.
Peeta llega y se para en el marco de la puerta. El resplandor dorado que viene de la escalera lo ilumina y junto con él trae una charola con 2 tazas humeantes.
Se acerca y me pone una en la mano. Acerqué mi nariz para inspirar el humo que salía de la taza. Olía delicioso, como a estar en un día de primavera en el bosque.
-Té- murmuré. Esta misma mañana había ido a la pradera a recoger hierbas para hacer té, lo hice porque sabia que a Peeta le encanta el té y debo decir que a mi también me gusta mucho.
- Pensé que una taza de té nos haría olvidar las penas ¿no crees?- dijo Peeta, dándole un trago a su taza.
-Gracias y lo siento por haberte despertado- le ofrecí una sonrisa tímida.
- No te disculpes por nada, Katniss- de nuevo sonrió, amo ver su sonrisa, me reconforta y me llena de felicidad, el tiempo se paraliza y lo único que importara es su tierna sonrisa. Peeta es el único que me puede hacer sentir así con tan solo sonreír.

- Peeta ¿Por qué te gusta el té?- pregunté para romper el silencio que ya se había prolongado demasiado. Yo revolvía el líquido con una cucharita y ponía atención en su cara esperando la respuesta.
-Mmm....- puso cara de pensativo, después se acercó lentamente la taza al rostro, le dio un trago, cerró los ojos y suspiró.
- Bueno, verás...- le da otro gran sorbo a la taza sin abrir todavía los ojos - En días de lluvia o invierno, en la panadería los panes que no vendíamos se ponían duros ,aún así nos los teníamos que comer, no podíamos desperdiciar nada. Recuerdo que,  cuando eramos pequeños, mi madre ponía a calentar té y no los servia con el pan frío,  eso hacia que se ablandaran y se pudiera comer a gusto. Pero eso no era lo importante, si no que  mis padres nos envolvían con mantas y junto a la chimenea nos sentábamos toda la familia a contemplar el fuego en la chimenea. Mis hermanos se acurrucaban con mi madre y yo me acomodaba en el regazo de mi padre, que estaba abrazado a mi madre.Y en esos lejanos momentos... fui feliz de verdad.
Abrió lentamente los ojos, me ofreció una triste sonrisa,le contesté de la misma manera.
- Es mejor que durmamos un poco- me quita la taza vacía de la mano para colocarlas en una mesita de noche que hay en la esquina. 
Él se mete a la cama y yo me acurruco en su regazo mientras él me rodea con sus brazos.
Al instante sé que no me quedaré dormida. Si cierro los ojos las pesadillas volverán y no quisiera revivirlas otra vez. En el intento de conciliar el sueño, me quedo mirando el techo por mas o menos una hora hasta que despierto a Peeta.
-Peeta...
-¿Qué pasó, Katniss?- dice, adormilado.
-No, no puedo dormir más- digo. Baja la vista y me sonríe.
-Entonces nos quedaremos despiertos toda la noche.
Charlamos de algunas cosas y cuando Peeta comienza a cabecear le doy un almohadazo.
Se queda atónito,  no sabe de donde vino y me mira reír como loca. Sacude la cabeza y se talla los ojos para mirarme con una sonrisa picarona.
-Oh..... ya verás- toma con cautela el almohadón que tiene a sus espaldas y lanza el primer golpe.
Sigo riéndome porque falla y así comienza una guerra de almohadas.
Nos correteamos por toda la habitación, soltando risitas tontas y burlándonos de nuestra mala puntería.
Al final él tira la almohada en el suelo, me toma y me levanta haciendo que mis pies pataleen en el aire.
Los 2 caemos en la cama, me tiene atrapada contra el colchón.
Las risas cada vez se hacen menos fuertes, poco a poco se van apagando.
Entre la oscuridad, Peeta brilla como un ángel,  que nada mas falta que le salgan alas y se vaya volando en busca de libertad, igual que los sinsajos.

De nuevo aparece esa sensación cálida, que hace que se revuelva el estomago y me sienta frágil. Nunca sentí antes,  lo que ahora Peeta despierta en mi.
Cuando mi mente le quiere buscar nombre a este extraño sentimiento, se empieza a negar y termino confundida.
-Peeta....- mi boca ha actuado antes que mi consciente.
-¿Si? - contesta dulcemente.
Abro la boca pero dudo en decir las palabras. ¿Acaso tengo miedo? ¿Temor de decirle lo que siente mi corazón ? ¿No quiero aceptar de que sé el nombre de este sentimiento?
-Gracias por estar conmigo- lo digo de verdad, no sé qué haría si no tuviera a Peeta aquí,  me siento bien y eso ya no lo había sentido en mucho tiempo, pero, en realidad las palabras que quería decir eran otras y en lo mas profundo de mi mente, resuena la palabra "cobarde".
 Él sonríe y eso hace que se me olviden todas las enredadas que tiene mi cabeza.

Suspiro. Parece que el tiempo se ha detenido y todo pasara en cámara lenta. Cómo se va acerando a mí para detenerse en mi cuello y subir hasta mis labios, cómo su aliento es como una oleada de calor en verano, cómo su dulce beso hace que sienta el mismo hambre de desear más,  cómo la luz del alba entra por la ventana, que le ilumina el cabello y parece dispersar varios destellos dorados cada vez que mi mano pasa por su pelo, en esos momentos , me siento la mujer más afortunada del mundo por tenerlo a él.

Solo a él.






                                               







     ¡Espero que les haya gustado y comentad qué les pareció!








Atentamente, con cariño, vuestra escritora, Meena     :D


9 comentarios:

  1. Hermoso, es lo unico que se me vino a la mente al leer el capitulo, como siempre el capi es perfecto

    ResponderEliminar
  2. precioso! me encanta como decribes a Katniss y a Peeta!<3
    Sige asi!
    Besos M.T

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar y leer!
      Que bueno que te guste por que ese es el propósito por el que le pongo dedicación a la historia y al blog.
      Un beso! :D (")>
      <3

      Eliminar
  3. Es muy tierno Meena ^^ Por momentos como este me gusta tu historia. Sigue así ;)
    Besos

    PD. Enhorabuena por quedar finalista :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Crispi Gracias! Soy muy cursi jajaja pero eso me ayuda en el momento de escribir.
      Yo nunca pensé en quedar finalista, ojala y gane!
      Un beso enorme !

      Eliminar
  4. me encantooooo el capitulo ... como siempre excelente =)

    soy tu fan jajajaj

    felicitaciones por quedar finalista =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dices enserio! Me has alegrado! y gracias! :D

      Eliminar
  5. la verdad que esta genial!! escribes muy bien y hasta me lo imagino graciasss

    ResponderEliminar