sábado, 23 de marzo de 2013

Capítulo 13♥


Hola Tributillos  míos! ♥
Ya es primavera y también son..... Vacaciones!
Así es, cuéntenme ¿Cuántos libros se leerán estas vacaciones? Yo iré a comprar algunos porque quiero aprovechar mi tiempo libre n___n
Capítulo 13! Queridísimos lectores!
Me ha emocionado saber que aún puedo seguir escribiendo, pues pensaba que la inspiración ya se había ido.
Aun así, todo cuenta de vuestra opinión! Ustedes son la razón por la que sigo escribiendo y me esmere en mis capítulos!
Gracias por visitarme & los animo a comentar!
Sin mas, espero que el capítulo de hoy les guste......no...que les enamore!

Disfrútenlo   











                              13-La luz al final del túnel.


Respiro entre cortado. Sus ojos se clavan en los míos como cuchillas.  El aliento que sale de su boca choca contra mi rostro. Por un momento sus ojos grises me hipnotizan dejándome tan quieta como una estatua.
No había tenido contacto humano tan cercano desde... pues... Tan sólo con pensarlo se me revuelve el estomago así que quito esos recuerdos de mi mente.
-Dí algo al menos- repitió él, con una sonrisa formándose en sus labios- abro la boca pero las palabras no salen y la vuelvo a cerrar sin saber que decir. Las piernas me fallan y comienzo a sentir nauseas.
Gale me sostiene antes de caer y me sienta en una roca mientras yo trato de recuperar el aliento.
-¿Has comido algo?- me dice. Niego con la cabeza, me descuelga el saco del hombro y comienza a buscar algo de comida en la mochila.
-Ten, bebe - me entrega una cantimplora que llevaba en su mano. Los excesivos sorbos que tomo me ahogan la garganta. Después de unas cuantas tomadas me siento mucho mejor. Gale mete la mano hasta el fondo de la bolsa y en su expresión me dice qué ha encontrado algo de comida.
-Come esto- abre su puño y un bollo de queso aparece en su mano. Tomo el panecillo con nostalgia y lo contemplo un rato. Esta frió pero me imagino a Peeta con una sonrisa sacándolos del horno en un día de lluvia, mostrando alegría en sus cálidos ojos azules..........
La cabeza me vuelve a doler, un torbellino se forma dentro y soy capaz de mirar a Gale a los ojos antes de desplomarme en el suelo, cayendo junto a la roca.
.                               .............................................



Abro los ojos, estoy boca arriba acostada en un sofá. Una pequeña niña me ve.
-¡Mama, ya despertó!-grita Posy con su vocecita infantil.  Hazelle aparece detrás de la puerta con un trapo en mano.
-Katniss, nos tenías muy preocupados- me paro del sillón y Hazelle me hace un gesto para que la siga a la cocina.
-¿Qué ha pasado?- pregunto mientras me siento en una silla de madera que tiene su comedor.
-Te desmayaste, Gale te trajo cargando a casa. Dime una cosa...¿Has comido estos últimos días - ¿Comer? ni siquiera he podido dormir, no he echo nada, lo único que recuerdo es estar tirada en el suelo, viendo el techo por horas.
-Sí, Hazelle- miento. Mi voz parece como la de una niña regañada.
-¿Segura? He platicado con Sae y dice que no ha ido a tu casa hacer la comida por que has cerrado con llave la puerta- arquea una ceja esperando otra escusa mía.  No se me ocurre que contestar, pienso soltar lo primero que se me venga a la mente pero en eso aparece Gale.
-Oh, ya estás despierta- ahora que lo veo bien, Gale está más alto que antes, su cabello esta un poco mas largo y tiene más musculatura, seguro por su trabajo como soldado. En si, se ve más atractivo.
Le sonrío como una tonta y él me devuelve la sonrisa con un gesto burlón.  Hazelle nos sirve una taza de infusión y los tres nos sentamos a disfrutarla.
-¿Y Vick y Rory? No los he visto- levanto la mirada y veo alrededor para ver si no están dentro de la casa.
-Han salido. Los he mandado a comprar un par de piezas buenas de carne- contesta Hazelle.
-Oh, Hazelle, me hubieras dicho que querías carne, yo te habría traído algunas  presas con gusto.
-¿De verdad? Gracias, Katniss, será para la otra. Bueno, es que ya no se te ve mucho que digamos.
-Si, he estado mucho tiempo en el bosque- levanto la taza y le doy un gran trago, ocultando con ella mis ojos que me delatarían que estoy mintiendo. Me siento un poco avergonzada de no haber venido a visitar a Hazelle. Debería pedirle disculpas.
-Por cierto ¿Cómo está Peeta, Katniss? Sae me contó que había regresado-Silencio total. El líquido caliente me quemó la garganta cuando me lo pasé muy rápido. Bajé la taza vacía y las mejillas se me iban colorando. Gale había estado todo el tiempo moviendo la infusión con una cuchara, absorto en otro mundo, con la vista en los remolinos que hacia el liquido. Pero esta vez dejé de oír el ruido incesante del cubierto contra la taza de porcelana, podía sentir sus ojos penetrantes encima de mí.
Levanté la mirada de la taza. Efectivamente, me estaba mirando, esperando mi respuesta.
-Umm- carraspeó Hazelle, se me había olvidado completamente que estaba ahí.
-Amm...pues- la cara me ardía, tenía que salir de ahí lo antes posible- bueno.....- las nauseas volvían a aparecer. Siempre odié sentirme enferma, pero en ese momento era la escusa perfecta.
-Creo que me estoy volviendo a sentir un poquito mal es........
-¿Quieres recostarte de nuevo en el sillón, Katniss?- me interrumpió Hazelle.
-¡No! digo... ya es muy tarde, tengo que volver a mi casa. Pero gracias por todo Hazelle.
Tomé rápido mi arco que estaba en una silla. Casi corriendo, salí por la puerta murmurando de nuevo un "Gracias y un adiós" hice un gesto con la mano y me alejé a toda la velocidad que pude.
Las sombras y la oscuridad comían toda la luz posible. Un gélido viento me rozo el cuerpo y en seguida crucé los brazos sobre el pecho encojiendome por el frío.  Me acaricié los brazos desnudos y caí en la cuenta que no llevaba la chaqueta de cazador de mi padre. Debí haberla dejado en la casa de Hazelle. Me maldecí por no haberme dado cuenta.
Para mí sorpresa alguien me puso un abrigo sobre los hombros, que no dejaban de temblar. De reojo miré las mangas, era la chaqueta de cazador de mi padre.
-Se te olvidó, Katniss- la melodiosa voz de Gale era como una luz al final del túnel.
-Gracias- me volteé y le miré a los ojos.
-¿Quieres que te acompañe a casa?- sus ojos grises no habían cambiado nada. Podía seguir viendo ese amor al bosque, esa valentía y esa dureza que siempre ha habitado en Gale.
-Claro, me encantaría- sonreí. Comenzamos a caminar uno al lado del otro.
- ¿Cuándo llegaste?- pregunté.
-Hace un par de días, te vine a buscar unas 2 veces pero tu casa siempre estaba con la luz apagada, parecía que no había nadie.
¿2 veces? He estado perdida en el mundo de las sombras que nunca se me ocurrió que él que llamaba a la puerta tantas veces era Gale.
-Oh- es lo único que se me ocurre decir- Bueno..hace tiempo que no nos vemos...amm ¿Cómo has estado?
-Muy bien. En el Distrito 2 tengo un buen empleo, no es casa, pero tampoco esta mal. Es un lujo vivir ahí. No es como vivir en la  Veta ¿Y tú, cómo has estado?
-Bueno, todo es mejor que pasar hambre en la Veta- nos empezamos a reír.
-Sí, tienes razón, pero no has contestado a mi pregunta.
-¿Qué pregunta?- torció los labios haciendo una mueca.
-¿Ahora resulta que no la oíste?- dice con una sonrisa.
-Sí, sí la oí ,está bien. Y estoy bien, perfectamente bien.....- en la última frase parecía que me susurraba a mí misma. Como si mi mente no se lo terminara de creer.
Entre la escasa luz de un farol, divisé un árbol enfrente de nosotros. Cavilé un segundo. Ese árbol se me era conocido. Entrecerré los ojos...:era el manzano de la panadería.
Mi atención se fijó en aquel edificio. Con las luces apagadas solo era parte de las sombras. Regresé unos años atrás y sentí la fría lluvia bajándome la espalda. En algún momento me vi ahí , sentada sobre los tablones de madera.Un resplandor dorado surgía de dentro, me veía cerrar los ojos y mover la nariz. Cuando tomé una bocanada de aire casi puede sentir que el olor de pan recién hecho inundaba mi nariz. En mi imaginación, la puerta detrás de mí se abre, haciendo sonar la vieja campanilla, unos brazos me rodean y yo simplemente sonrío........ sonrío por que sus ojos azules se cruzan con los míos, me reía al oír el eco de su risa resonar junto al mio........
Una gota de agua salada cae en mi manga. Pienso que va a empezar a llover pero una segunda cae y sé que no vino del cielo, si no de mis ojos. Escondí mi cara y me limpié rápido la lágrima antes de que Gale se diera cuenta.
-¿Katniss?
-Dime, Gale- dije con la vista en mis brazos aún cruzados en el pecho. Lo pensó un segundo.
-Na...nada- susurró.
Seguimos caminando hasta que llegamos a la puerta de mi casa.
-Bueno, creo que es hora de despedirnos.
-Sí... gracias por acompañarme y por todo lo demás-  le dediqué mi última sonrisa del día, aún con los ojos llorosos. Cogí las llaves y las metí en la cerradura. Cuando iba a dar vuelta a las llaves y quitar el seguro, su brazo me detuvo.
-Katniss ¿Segura que estás bien?
-Sí ,Gale, ya no me duele na...
-No me refiero a eso- dijo con dureza.
-No..no lo sé.. yo...¿Cómo?- balbuceé. Tenía que darme la vuelta y dejar la escena antes de que las lágrimas salieran otra vez.
Gale me miró y su expresión severa se ablandó un poco. Abrió los brazos, a los que yo me lancé involuntariamente.
Aún seguía oliendo a naranjas y bosque primaveral. Quién podría decir que los brazos de Gale me reconfortarían. Me sentí a gusto por un instante, su calor era  cálido como el calor que refleja la mecha de una vela, en medio del frío, como si su abrazo fuera una barrera para los líos y recuerdos  que se traía mi cabeza.
-Hey Catnip, te veo mañana para cazar- me susurró al oído.
-Tenlo por seguro- respondí.









¿Les gustó? (No os aburrí verdad)

Coméntenme qué tal les pareció!
  
Un beso 
                                  Con cariño 
                                           Vuestra escritora
                                                            Meena


14 comentarios:

  1. Primer en comentar :)
    Me ha gustado mucho Meena ^^ Desde luego la inspiración parece que no te ha abandonado en absoluto. Escribes de maravilla :D Mi parte favorita es en la que recuerda la panadería... Ay... Sigo echando de menos a Peeta pero me conformo con Gale por el momento ;)
    Besos
    PD: Vi lo del premio. Muchas gracias *.*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Crispi!
      También mi parte favorita es cuando ve la panadería *___*
      De nada, te mereces ese premio y mas por ese blog tan maravilloso que tienes!
      Un beso :)

      Eliminar
  2. P E R F E C T O es poco para describirlo! Necesito a Peeta, me gusta Gale pero los recuerdos de la panaderia....un capítulo increible!
    Besos M.T

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PERFECTO! wow muchas gracias por decir eso MT!
      En serio, me hacen saltar de alegría con sus bellisimos comentarios!
      Un mar de besos para ti igual!
      Muack :)

      Eliminar
  3. Uhhh está absolutamente genial, pero Gale podría sufrir un "accidente" y largarse ya... y de paso que Peeta volviera al Distrito 12, pero mientras tanto esta muy bien :)
    P.D: Gracias por nominarme, cuando tenga tiempo haré la entrada.
    Besos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Ana! "Un accidente" jajajaja .... no vendría mal... ok no .
      Ana gracias por comentar!
      Te prometo que falta poco para lo que tu quieres!
      Un beso :)

      Eliminar
  4. Me encanta ^^!! Hecho de menos a Peeta, me gusta Gale pero es que Peeta... bueno en resumen que te ha quedado PERFECTO como siempre!!!
    Y que sepas que tú nuuuunca aburres.
    Espero el siguiente!!!
    P.D: muchas gracias por nominarme :)
    P.D 2: he aceptado la petición!!! ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aww Ines! Muchas Gracias!
      Yo también hecho de menos a Peeta! Jajaja ya lo haré volver... extraño escribir de él jejejeje :D
      Algún día te aburriré!! jaajaja ok no... gracias por decir eso :D
      Oh, haré una entrada anunciándote, créeme que a mi también me es un honor tenerte como ayudante!
      Un mega beso!

      Eliminar
  5. eres genial escribiendo =)

    parece que estas super inspirada

    me alegra mucho saber que seguirás escribiendo =)

    Extraño mucho mucho a Peeta *cuando Katniss lo recuerda me encanta*

    felicitaciones por tu premio !!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Majo!
      A mi también me alegra que aun puedan salir palabras de mi cabeza después de la semana de exámenes! jajaja
      Los recuerdo tristes son hermosos cuando los plasmas en papel, me encanta describir los recuerdos!
      Gracias por comentar y leer!
      Un beso :D

      Eliminar
  6. Te he nominado en mi blog, aquí te dejo el link para que te pases: http://estuveciego.blogspot.com.es/2013/03/premio.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por nominarme! Enserio :)
      Un saludo!

      Eliminar
  7. pobre katniss debe estar sufriendo mucho y yo tambien quiero a peeta!!!!!
    un beso chao
    pd:capitulo genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Camila!
      En primera. Gracias por comentar y leer mi historia!
      En segunda ¿Recuerdas lo de ser ayudante? bueno si lo quieres ser todavía, dime tu correo para que te pueda enviar la invitación ¿Vale?
      Un mega beso :D

      Eliminar